LA CELESTINA

Mirad el trailer de la película

Con este slideshare podréis saber más sobre La Celestina de Fernando de Rojas

ACTIVIDADES

  • ¿Qué es una celestina? ¿Y una alcahueta? Si no lo sabes, busca estos términos en un diccionario.
  • ¿Crees que tiene relación con el nombre de un personaje de la obra? Razona la respuesta.
  • ¿A qué se llama versos acrósticos? Observa los versos de la siguiente página: http://www.badosa.com/bin/obra.pl?id=n266-02  ¿Qué se aclara en ellos? Crea unos versos acrósticos con tu nombre.
  • ¿Cuándo, dónde y con qué nombre se publicó por primera vez La Celestina?
  • ¿Por qué y cuándo termina llamándose simplemente La Celestina?
  • ¿Qué acontecimientos históricos sucedieron en esa época?
  • ¿Crees que la historia que narra La Celestina tiene interés para los jóvenes de hoy? ¿Sigue vigente la lección moral que Rojas pretende trasmitir?
  • ¿Crees que la historia de Calisto y Melibea se parece a otras historias de amor famosas como Romeo y Julieta o Píramo y Tisbe?
  • ¿Crees que el resumen del argumento con que se abre cada uno de los actos te ayuda a entender mejor la obra?
  • ¿Qué importancia tiene el siguiente fragmento en la Historia de la literatura?

SEMPRONIO.- ¡Algo es lo que digo! ¡A más ha de ir este hecho! No basta loco, sino hereje. [...] ¿Tú no eres cristiano?

CALISTO.- ¿Yo? Melibeo soy, y a Melibea adoro, y en Melibea creo, y a Melibea amo

  • Compara la descripción que hace Calisto de Melibea  y el canon de belleza que defiende el Arcipreste de Hita en El libro del Buen Amor en el s.XIV.

CALISTO.- Los ojos, verdes, rasgados; las pestañas, luengas; las ce­jas, delgadas y alzadas; la nariz, mediana; la boca, pequeña; los dientes, menudos y blancos; los labios, colorados y grosezuelos; el torno del rostro, poco más luengo que redondo; el pecho, alto; la redondez y forma de las pequeñas tetas, ¿quién te la po­dría figurar? Que se despereza el hombre cuando las mira. La tez, lisa, lustrosa; el cuero suyo oscurece la nieve; la color, mez­clada, cual ella la escogió para sí.

SEMPRONIO.- [¡En sus trece está este necio!]

CALISTO.- Las manos, pequeñas en mediana manera, de dulce car­ne acompañadas; los dedos, luengos; las uñas en ellos, largas y coloradas, que parecen rubíes entre perlas. Aquella proporción que ver yo no pude, no sin duda, por el bulto de fuera, juzgo incomparablemente ser mejor que la que Paris juzgó entre las tres diosas.

 

 EL LIBRO DE BUEN AMOR DEL ARCIPRESTE DE HITA

Busca mujer esbelta, de cabeza pequeña,

Cabellos amarillos, no teñidos de alheña,

Las cejas apartadas, largas, altas, en peña;

Ancheta de caderas, esta es talla de dueña.

Ojos grandes, hermosos, expresivos, lucientes

Y con largas pestañas, bien claros, rientes;

Las orejas pequeñas, delgadas; para mientes

Si tiene el cuello alto, así gusta a las gentes.

La nariz afilada, los dientes menudillos,

Iguales y muy blancos, un poco apartadillos,

Las encías bermejas, los dientes agudillos,

Los labios de su boca bermejos, angostillos.

La su boca pequeña, así, de buena guisa,

Su cara sea blanca, sin vello, clara y lisa;

  • Compara la descripción de Calisto y la que hacen las pupilas de Celestina:

ELICIA.- [...] ¿Gentil es Melibea? Entonces lo es, entonces acertarán, cuando andan a pares los diez mandamientos. Aquella hermo­sura por una moneda se compra de la tienda. Por cierto, que conozco yo en la calle donde ella vive cuatro doncellas, en quien Dios más repartió su gracia que no en Melibea. Que si algo tiene de hermosura es por buenos atavíos que trae. Poned­los a un palo, también diréis que es gentil. Por mi vida que no lo digo para alabarme; mas creo que soy tan hermosa como vuestra Melibea.

AREUSA.- Pues no la has tú visto como yo, hermana mía. Dios me lo demande, si en ayunas la topases, si aquel día pudieses co­mer de asco. Todo el año se está encerrada con mudas de mil suciedades. Por una vez que haya de salir donde pueda ser vis­ta, enviste su cara con hiel y miel, con unas tostadas y higos pa­sados, y con otras cosas, que por reverencia de la mesa dejo de decir. Las riquezas las hacen a éstas hermosas y ser alabadas, que no las gracias de su cuerpo. Que así goce de mí, unas tetas tiene, para ser doncella, como si tres veces hubiese parido: no parecen sino dos grandes calabazas. El vientre no se lo he visto; pero juzgando por lo otro, creo que lo tiene tan flojo como vie­ja de cincuenta años. No sé qué se ha visto Calisto; porque deja de amar a otras que más ligeramente podría haber, y con quien él más holgase; sino que el gusto dañado muchas veces juzga por dulce lo amargo.

 

  • ¿Por qué realiza Celestina el conjuro? ¿Crees que estos actos de hechicería pueden modificar la voluntad de las personas?
  • Calisto cae por la escala y muere cuando pretende socorrer a sus criados. ¿A qué atribuyes su muerte? ¿A una trágica casualidad? ¿A la intervención de una justicia divina todopoderosa que castiga al que obra mal? Razona tu respuesta.
  • ¿Por qué se suicida Melibea?
  • Elige Verdadero o Falso:

Melibea y Calisto quieren casarse lo antes posible.

Los personajes tienen una afición desmedida por el dinero y por los placeres.

El amor se plantea como un sentimiento humano que tiene una relación natural con la apetencia sexual de los enamorados.

La muerte se presenta como un castigo divino por los excesos de los hombres, sometidos y desbordados por las pasiones.

Los criados y sirvientes hacen su trabajo por su afán de riqueza y no por fidelidad o vasallaje a los señores.

Las pupilas de Celestina envidian a Melibea.

Los padres de Melibea conocen muy bien a su hija y cuál es su comportamiento.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s